Artículos de Rafa

Ñoño, ja!, pensandolo bien, ¿si la definición de ñoño es un fanático de algo en especifico?, es correcto, me gusta mucho la educación, ya he tenido en honor de ser responsable de la educación y desarrollo en una de las empresas más importantes de medios de comunicación, en la cual me dieron el grandioso honor de solo llamarme Rafa.

Bueno.. si soy ñoño, me apasiona trabajar para el futuro de los peques y adolescentes, considero que la robótica es un excelente medio, es divertida, sorprendente y sobretodo alimenta la imaginación, propicia la innovación y desarrolla el ingenio, también me gusta programación, la mecánica, las matemáticas, la física y todo ese tipo de chácharas interesantes que implican ciencia.

Creo que en todos los peques y adolescentes se encuentra una semilla que con el adecuado cuidado y atención pueden llegar a ser adultos exitosos que aporten a México un mejor futuro.


Les dejo este articulo, primero les cuento sobre su origen, en días pasados me invitaron a escribir sobre las ciencias exactas en la educación para el boletín nacional del Colegio Suizo de México.

Las ciencias exactas en la educación

No se trata solo de lo que están aprendiendo hoy nuestros hijos, se trata de cómo lo usaran mañana.

Usemos la memoria para ilustrar lo que quiero decir, pensemos en la ultima vez que arrancamos nuestro auto, ¿Cómo fue?, el giro de una llave o la presión de un botón, ¿Cual fue el sonido?, un leve y prolongado chasquido y posteriormente el ruido del motor perfectamente sincronizado con la presión de nuestro pie izquierdo, eso es ciencia + imaginación.

La historia nos dice que alguna vez alguien imagino un dispositivo mecánico que se desplazara a voluntad de su conductor, y posteriormente otro imagino que adicionalmente ofreciera la posibilidad de transportar a otras personas o incluso carga con condiciones controladas de temperatura, iluminación, entretenimiento y seguridad, ahora seguro que algunos están imaginando, uno de ellos mi hijo Bernardo de 8 años, en un sistema de desplazamiento que no implique el uso de medios energéticos no renovables y sobre todo que haremos con los motores actuales.

Aquellos que lo imaginaron y los que están y estarán imaginando ahora otros tipos de medio de transporte, que quizá ya no sea mecánico, tal vez cuántico o de algún otro tipo, seguro es que en algún momento de su educación se cruzaron o cruzarán con matemáticas, física, electrónica, informática u otras.

De nuevo recurriré a la memora para ilustrar, ahora, la familiaridad con la aplicación de las ciencias, recordemos la primera vez que operamos una computadora de manera profesional, eso aplica para los que somos mayores de 40 años, seguro fue para un proceso muy especifico, tal vez delicado o complejo, ahora veamos para que la usamos ahora, prácticamente para todo, desde comunicarnos, hasta programar, pasando por ahorrar tiempo y ahorrar distancias.

En esencia aquellas primeras computadoras, las que solo se utilizaban para procesar información, textos y hojas de calculo, son las mismas que ahora cargamos a todos lados, incluso son muy similares a nuestra Tablet, misma que ya esta ganado espacio a la computadora, la única diferencia es que ahora tenemos aplicaciones prácticamente para todo lo que necesitamos, y mejor aun, si tenemos la habilidad para programar, tenemos o tendremos aplicaciones para prácticamente todo aquello que necesitemos.

Retomando la inclusión del estudio de las ciencias exactas en la educación este se debe orientar principalmente en dos líneas, exploración y familiaridad, solo así se pueden juntar la necesidad con la utilidad, recordemos que la ciencia es el que  y como se puede hacer y la imaginación el como se puede usar, ¿cómo hacerlo?, inculquemos familiaridad con las ciencias y su aplicación en todos los ámbitos que rodean a nuestros hijos, impulsemos a palpar los efectos de la ciencia en nuestra vida diaria y lo mejor, enseñemos a despertar la curiosidad del ¿cómo funciona? y el ¿qué pasaría si?.


Este es el segundo artículo (el primero esta al finalizar este)

Qué es la experiencia y como ayuda a nuestros hijos?, la regla de las 10,000 horas.

En días pasados platicaba con una mamá que tiene un hijo realmente prodigioso tocando el violín, su vida esta llena de valores morales, escuela y sobretodo de violín, me compartía su mamá que uno de sus profesores de música le pregunto en una ocasión ¿Cuántas veces comes?, su hijo le contesto que 3 veces al día, todos los días, el comentario del profesor fue, de esa misma manera tienes que tocar, tres veces al día, todos los días.

La regla de las 10,000 horas, postulada entre otros por Malcolm Gladwell, indica que para alcanzar la excelencia en alguna ciencia o arte es necesario acumular 10,000 horas  de práctica, como ejemplo podemos citar a Mozart, en lo particular, en cuanto a música, mi favorito junto con Vivaldi y Chaikovski entre otros, … claro esto confirma que soy ñoño, también me gusta U2, Chicago, The Who, Daft Punk, Elvis.

Imaginemos como es el camino de las 10,000 horas, a mi en lo particular me gusta analizar en sentido inverso, el escenario es que nuestros hijos ya están en el camino ideal en una etapa universitaria, en promedio una educación universitaria tiene una duración de 4 años, un año de estudios universitarios tiene una duración promedio de 10 meses, meses de 20 días y días de 5 horas de clases, esto sin tomar en consideración actividades complementarias que son optativas para los estudiantes, en este escenario la formación universitaria implica 4,000 horas, si a esto aunamos el tiempo que puede tomar para tareas y trabajos fuera del horario escolar podemos adicionar 1 hora más por día en total tendremos 4,800 horas entre aprender y entender los fundamentos de la materia y la práctica de estos, ¿Qué porcentaje les suena adecuado de práctica?, recordemos que son 10,000 horas de práctica, les propongo un 50%, esto balanceando que en los primeros semestres, en la mayoría de los programas académicos solo se ven teorías y ya en los últimos, se enfoca a la práctica, esto se resume en 2,400 horas de práctica.

Claro casi lo olvido y la tesis!!, en la mayoría de las universidades es aun un requisito para obtener la licencia para ejercer, moderadamente y con el fin de redondear adicionemos 200 horas, esto deja 2,600 horas en total.

Personalmente les comparto otra historia, cuando cursaba el 3er. semestre de la licenciatura, concretamente en una materia que si se reprueba se tiene que re cursar, estaba matriculada una compañera de 9no. semestre, la primera pregunta que le hice al conocerla fue ¿como te sientes profesionalmente al final de la carrera?, su respuesta, la cual me dejo consternado, fue, la verdad ahora veo que solo estoy en condiciones de saber hacia adonde me quiero dirigir profesionalmente, necesitare especialización para continuar en lo que me gusta…, recorcholis, es verdad, cuando terminamos la carrera es necesario emprender el camino de la especialización, ya sea en lo que realmente nos gusto de la carrera o en lo que económicamente puede dar solvencia, dejemos de lado este calculo de horas.

Regresando al tema, partiendo de que la carrera universitaria nos deja 2,600 horas de práctica, continuemos nuestro camino, si tomamos en cuenta que la educación universitaria empieza en promedio a los 19 años y que es prudente el procurar actividades adicionales a la educación de los 7 años en adelante, esto nos deja 12 años, entre los 7 y los 19, a estos 12 años es importante restar los años de exploración, que es el tiempo que nos toma el descubrir y / o  entender la preferencia de nuestros hijos sobre las actividades adicionales, es en este tiempo en el que probamos junto con nuestros hijos diversos tipos de actividades, las primeras quizá porque son las que nos hubieran gustado a nosotros de peques, otras porque algún familiar o amistad nos las recomendó y porque no, algunas más porque están de moda o representan un diferenciador social.

Regresando a los cálculos y considerando que el camino de la exploración en el mejor de los casos puede ser de un par de años, esto nos deja en promedio 10 años de actividades, ahora si consideramos que en promedio, benditos promedios!! como ayudan para este tipo de cálculos, encontramos actividades que van de una hora a una hora y media,  con frecuencia de un día a tres días por semana, para efectos de promedio determinemos actividades de una hora y cuarto y con frecuencia de un día y medio, el total de horas son, redondeando con siete y medio minutos, 2 horas por semana, considerando meses de 4 semanas, son 8 horas por mes, en el mejor de los casos se pueden tomar este tipo de actividades todo el año, pero no es así, descontando las vacaciones, los retardos, los exámenes escolares y otro tipo de chácharas que se aparecen en el camino, dejemos 10 meses, esto da un total de 80 horas por año, si tomamos los diez años, nos da 800 horas de actividades adicionales, ojo, estas no siempre pueden ser realmente enfocadas al campo de acción profesional, pero asumamos que así fue.

A estas alturas podemos decir que al final de la educación universitaria nuestros hijos, en el más optimo de los escenarios tendrán, horas más, horas menos, 3,400 horas, cáspita!, restan 6,600.

Se me ocurre un escenario ideal para llegar a las 10,000 horas a una edad en la que notoriamente se tiene energía, ímpetu y enfoque para ser el “ top", el "papas fritas" o el “master" en algo, les parece los 35 años!!!, aclarando que si reducimos la edad estamos hablando de un trabajo realmente brillante por parte de nosotros, los papás; (ja!, el primer punto y coma del articulo), ahora la proporción, ¿Les parece que el 40% del las horas sean responsabilidad ya en la parte de adulto independiente?, que en la mayoría de los casos es al terminar la formación universitaria, si, la mayoría!!, el restante 60% queda antes de esta línea de tiempo, misma que conforme a los cálculos anteriores le tendríamos que restar las 2,600 horas de la formación universitaria, esto nos deja 3,400 horas para los 10 años previos, 340 horas al año, 34 horas al mes (10 meses al año), 8 horas y media a la semana, semanas de 6 días, para descansar el domingo, esto es una hora, 25 minutos por día.

Retomando el consejo del profesor de música, tocar todos los días, tres veces al día, implica 28 minutos, ideal para un par, quizá 3 melodías.

 

Es todo y cuanto por el momento:.

 

Ufff, que choro, pero creo que con esto nos queda claro, el gran trabajo que es trabajar para el futuro de nuestros hijos!!!

 

Si, ya se… esto sigue siendo marketing

PS. recién veo un video de una maestra que trata, literalmente, con la punta del pie a sus alumnos, el próximo articulo será de como podemos ayudar a nuestros hijos a asimilar de mejor manera los conceptos que ven en el cole, para esto tengo otra receta de la casa, bueno la verdad es una receta heredada por mi abuela.


Va el primer articulo, mas bien es una pregunta:


¿El futuro de nuestros hijos puede estar en la robótica?

Puede que si!!, sin embargo, puede ser que no!!, el futuro de nuestros hijos en realidad esta en las metodologías que usamos para su educación.

La "receta de la casa”, como diria mi abuela, es la metodologia IRobótica, uno de nuestros principios es inculcar y desarrollar habilidades de exploración y experimentación mediante la observación y el análisis.

Suena rebuscado si de educación de niños y adolescentes se trata, sin embargo, cuando miramos a nuestro alrededor buscando adultos competentes o realmente talentosos en su materia, encontramos personas con hábitos marcados en lo que a exploración y experimentación se refiere, independientemente de su materia, abogados, médicos, ingenieros, contadores o administradores, todos tienen en común el ser observadores y analíticos, adicionalmente los que destacan de manera importante son aquellos que exploran más a fondo en su materia y experimentan constantemente.

En IRobótica llevamos a todos por este camino, incluso a los papás, la clave esta en la disciplina y en una mezcla coordinada de reproducción, es decir, repetir modelos que funcionan, pasando posteriormente a etapas de producción, en donde se pone en juego lo que se aprendió y se experimenta para lograr cosas nuevas o lograr lo mismo de manera diferente.

¿Te preguntaste ya lo que tus hijos pueden hacer con lo que están aprendiendo ahora? o mejor aun, pregúntate lo que tus hijos podrán hacer, recuerda que a clave esta en inculcar y desarrollar habilidades de aprendizaje, esa es una de nuestras especialidades.

¡Claro, esto es marketing!, ¿Quieres saber mas de nuestras especialidades?, ponte en contacto.

© IRobótica 2014 AVISO DE PRIVACIDAD  Llámanos (55) 5919 4240. Paseo de las Palmas 735 - 1406, Lomas de Chapultepec, Distrito Federal